Fuentes de inercia en la empresa

Pablo 8 Julio 2014 0


empresas

Analiza el tratamiento de la inercia en la ecología de las organizaciones y en la economía de la evolución, y propone un modelo más completo que supere las carencias analíticas y de falta de generalidad de las teorías anteriores.

Las cinco fuentes básicas de inercia, se presentan de manera escalonada, es decir, cada tipo de fricción representa un nivel de inercia, cuya superación lleva al escalón siguiente.

Una primera fuente de inercia se encuentra en la percepción. Si no existe una percepción correcta. Si se supera la barrera de la percepción, puede ser que no se produzca el cambio por falta de motivación para el mismo.

La organización puede tener conciencia de la necesidad del cambio, pero al tiempo no encontrar los estímulos necesarios para emprender el proceso. Aun siendo conscientes de la necesidad de emprender el proceso, y aun existiendo motivos suficientes para iniciar el proceso, no haya un acuerdo sobre la dirección a seguir.

– Percepción distorsionada: Un proceso de cambio se inicia a partir de la percepción de la necesidad del mismo. La miopía se refiere a la incapacidad de la empresa para ver el futuro con claridad, es la rotación frecuente de directivos, que impide que se planteen objetivos a largo plazo por las escasas expectativas de ver sus frutos. Los problemas en la percepción correcta también se pueden derivar del rechazo a toda información que sea contraria a lo que se espera o se desea, bien sea por autosuficiencia o por miedo. La autocomplarecencia en los éxitos pasados impide ver las nuevas amenazas y oportunidades del entorno. Una tercera forma de percepción se puede denominar pensamiento cuadriculado, se manifiesta de tres formas distintas.
o Por la uniformidad de pensamiento impuesta por los grupos dentro de la organización.
o Por los actos reflejos mentales provocados por los modelos de pensamiento imperantes.
o Por la tendencia a la equiparación de una situación actual a una anterior.