Esquematizando… útil técnica de estudio

esquema

Como cada lunes vamos a aprender sobre las técnicas de estudio y técnicas de empleo. Hoy vamos a aprender acerca de los esquemas, los tipos de esquemas y su utilidad en el estudio.

Un esquema es una forma gráfica de categorizar ideas y conceptos, es decir: colocar en distintas jerarquías ideas principales, secundarias y detalles. Así, de un simple vistazo tendremos una idea general de cómo está organizado lo que vamos a estudiar y nos ayudará a fijarlo en la memoria y recordarlo posteriormente.

Si te interesa haz click en Continúa leyendo

Hay varios tipos de esquemas, y el más adecuado será, sin duda alguna, el que más útil te sea. A modo de información os propongo los siguientes:

  • Comparativos: Para establecer semejanzas o diferencias entre dos conceptos o temas. Se suele utilizar una columna para cada concepto.
  • Jerárquicos: Se utilizan para desglosar: Idea principal: varias secundarias y éstas, a su vez, se ramifican en detalles, características o ejemplos. Pueden ser:
    • Verticales
    • Horizontales
  • Secuenciados: Se utilizan principalmente para establecer períodos o épocas.

Su utilidad, entre otras cosas, nos permite:
– De un solo vistazo tendremos una clara idea general del tema, así como de las ideas principales del mismo.
– Se suelen emplear palabras clave o frases cortas, lo cual favorece la memorización.
– Engloba cada concepto dentro de su categoría o subcategoría correspondiente, así nos ayuda a relacionar estos conceptos y realizar conexiones entre los mismos

Para realizar un esquema correctamente:
– Utiliza la prelectura (ya hablamos en otro post sobre este tema) para identificar las ideas principales, secundarias y eliminar lo menos relevante
– Realiza una segunda lectura más profunda subrayando las ideas anteriores (puedes utilizar distintos colores o distinto tipo de trazo)
– Transcribe estas ideas al papel, realizando conexiones entre ellas para luego organizarlas correctamente.
– Elige el tipo de esquema más adecuado y realízalo.

Al principio te puede resultar complicado, pero después lo convertirás en un hábito y te facilitará el estudio! ¡Ánimo!

3 comments

  1. No sé, hacer esquemas nunca fue mi fuerte. No le veo mucha utilidad salvo para casos concretos donde se necesite mucho simplificar.

    Hacer, hice muchísimos. Usar…puedo contarlos con los dedos de la mano 😉

  2. Me ha encantado este artículo, realmente los esquemas es una de las mejores técnicas de estudio que esxiste, por eso veo muy bien que le hayas dedicado este espacio en el blog. Nos vemos!

  3. Aloe, eso es cosa de cada uno. Las técnicas de estudio son buenas si son eficientes. Es posible que hayas utilizado más esquemas de los que crees porque no les has llamado así (todos hacemos también de alguna forma esquemas mentales para repasar el estudio) 🙂

    Conchín, coincido contigo 🙂

    Gracias a ambos por comentar 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.