Trabajo en remoto: ¿qué ventajas te ofrece y cómo funciona?

El trabajo remoto es posible gracias a las herramientas digitales y los servicios disponibles en la nube de última generación. No en vano Javier Bermúdez, fundador de trabajarporelmundo.org, ha conseguido montar todo un proyecto que permita a los jóvenes y no tan jóvenes conocer lo que es trabajar mientras se viaja.

Esta modalidad de trabajo, aunque guarde marcadas similitudes con otras, mantiene importantes diferencias. Continúa leyendo y conoce cuáles son o si estas te favorecen.

Qué es trabajo en remoto

El trabajo en remoto es una modalidad de oficio que ha cobrado gran popularidad en estos últimos años, ya que permite que una empresa pueda contar con todo su personal de manera activa y dinámica desde la distancia. De este modo, pueden abaratar sus costes en infraestructura y ampliar su alcance.

A diferencia del tradicional Freelance, el trabajo en remoto resulta más compenetrado con el empleado ya que para que este pueda funcionar debe existir alineación con la filosofía y misión de la empresa. Como sabemos, un freelance no está familiarizado con esto.

Sobra decir que esta modalidad, aunque pueda resultar más conveniente para los empleados que se encuentran lejos de su oficina, también debe apegarse a horarios y plazos tal y como sería bajo alguna modalidad tradicional.

Gracias a portales como https://trabajarporelmundo.org/ Javier Bermúdez, su fundador, hace posible para miles de jóvenes profesionales y talentosos encontrar herramientas y nichos en los cuales optar por oportunidades de trabajo en remoto. Lo mejor es que todo está en habla hispana y dirigido a cualquier parte del mundo.

¿Cómo funciona el trabajo remoto?

Las empresas que ofrecen puestos de trabajo bajo esta modalidad suelen ser aquellas con enfoques en el sector tecnológico e investigativo. Generalmente buscan personal proactivo, con buen dominio del inglés y habilidad para generar ideas y proponer soluciones creativas.

Cualquier persona que opte por esta modalidad de trabajo debe entender que la comunicación constante con el equipo de trabajo será algo que no pueda tomarse a la ligera. Lo mismo sucede con los servicios de conexión estable a internet.

Las empresas suelen establecer proyectos, plazos y tareas bien específicas para sus empleados, aunque suele hacerse común que se presenten cambios de último momento y que estos conlleven a conferencias frecuentes. Estas bien podrían significar otro tipo de exigencia laboral.

El trabajo en remoto reemplaza algunas problemáticas presentes en la modalidad tradicional por otras igual de nocivas para el ambiente de trabajo. Entre las más importantes se encuentran la comunicación y los horarios. Por esta razón es difícil para quienes acostumbran a un ambiente de trabajo presencial el adaptarse a llevar el oficio a sus hogares y apegarse a horarios irregulares con muchas conferencias. Por lo que finalmente solo es una alternativa al trabajo en oficina que guarda ventajas y desventajas respecto a las maneras tradicionales.

Cómo medir la productividad en el trabajo remoto

Aunque sea algo invasivo, las empresas con modalidad remota deben hacer seguimiento de las actividades de sus empleados. Esto con la esperanza de garantizar que son eficientes y cuentan con una cantidad de tareas que no les resulte abrumadora.

A saber, las empresas cuentan con menores limitaciones al momento de buscar talentos a nivel internacional. Esto les permite reclutar justo lo que necesitan sin limitaciones. No obstante, la mejor forma de medir la productividad de sus empleados es a través del control de sus procesos y tareas, y para eso deben valerse de una estructura organizativa funcional.

Los empleados más jóvenes y menos experimentados con el trabajo en oficina suelen encontrar especiales ventajas ante la modalidad remota, por lo que logran mejorar su productividad al:

  • Trabajar en donde se sientan más cómodos: Sea en su dormitorio o en un espacio especialmente acondicionado para el trabajo, los empleados pueden gozar de un ambiente con todo lo necesario para garantizar su concentración. También se incluyen otros lugares cómo un café o un restaurante.
  • Ganar más tiempo para sí mismos: La autonomía en cuanto a la cantidad de tareas a realizar y tiempo disponible para hacerlo permite que los empleados puedan administrarse mejor al desempeñarse solo bajo sus horarios más productivos.
  • Reducir los costos para las empresas: Para toda empresa pequeña o mediana es sabido que los costes en infraestructura son algo con lo que resulta difícil lidiar. Ante esto es posible redirigir tal inversión en mejor equipamiento para sus empleados o a sus sueldos.
  • Tener oportunidad de dominar más herramientas digitales: Trabajar desde casa con la comodidad de un horario que goce de menos horas de viajes y flexibilidad permite dedicarse al aprendizaje de nuevas herramientas digitales, mejorando la productividad y garantizando mejores oportunidades a futuro en el proceso.

El trabajo remoto para estudiantes

Sin dudas el futuro del trabajo en remoto está asegurado, ya que permite a empresas y empleados dinamizar sus actividades y olvidar limitaciones de espacio, tiempo y distancias. Las múltiples herramientas en la nube y los sistemas de productividad colaborativa permiten compartir todo tipo de información, algo que resulta ideal para quienes se forman en diferentes áreas.

Un estudiante que disponga de al menos medio tiempo podrá desempeñarse satisfactoriamente en una empresa que le encuentre utilidad a sus conocimientos y capacidades, al mismo tiempo que este podrá continuar con su formación mientras construye experiencia laboral.

No obstante, aunque este pueda parecer la condición soñada para muchos también existe un gran problema, y es el de la competitividad, especialmente por las empresas tecnológicas y startups que se valen de un mercado generalmente líquido y constantemente cambiante.

En conclusión, esta modalidad llega para unificar un poco más el mercado laboral y permitirle a mayor cantidad de personas participar en todo tipo de proyectos. Además evita que empresarios o Pymes deban hacer cuantiosas inversiones de dinero por un espacio físico o recursos.

En cuanto a ti, ¿consideras que es una ventaja? ¿Has tenido experiencias con el trabajo en remoto? Lo cierto es que la llegada del Covid-19 cambió mucho la dinámica de nuestro día a día, así que nos gustaría que dejes tu comentario al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies