Diálogo interno: qué son los distractores internos y cómo eliminarlos

pensamientosComo cada lunes, vamos a dedicar el post de hoy a técnicas de empleo y de estudio. Hoy, en concreto, hablaremos de los distractores internos. Por ejemplo, entras en clase para hacer un examen final y tu voz interior te dice: «No estás preparado. Probablemente te van a suspender». Pero por fortuna esa moneda tiene otra cara. Puedes recordar cuando has tenido gran confianza en sí mismo y en tu capacidad para enfrentarte a lo que ocurriera.

Esta conversación interior positiva y negativa representan una especie de retroalimentación continua que utilizas para controlar lo que estsá haciendo y sintiendo. Una gran parte de nuestra actividad mental no es verbal, sino que depende de los sentimientos, sensaciones, impresiones e imágenes.

Constantemente somos bombardeados por pensamientos sobre nuestros estados físicos y mentales. Unos son positivos y otros negativos. Para ser un buen estudiante debes aprender a enfrentarte eficazmente con los sentimientos negativos. Debes aprender a cambiarlos para que resulten convenientes a sus fines, reducir la ansiedad, eliminar las distracciones indeseables o mejorar la imagen que tiene de sí mismo.

Este artículo sigue en Continúa Leyendo (más abajo) o More >> 🙂
Llamamos DISTRACTOR INTERNO a cualquier forma de conservación interna negativa. No sólo incluye las frases negativas sobre usted mismo, sino también las interrupciones o conflictos que pueda producir. Representan un ruido o confusión en su cerebro que interfiere con la mayor parte de las actividades, especialmente las de aprendizaje. Con el fin de aprender eficazmente, tu mente debe estar tranquila y
receptiva o al menos controlada.

Hay varios tipos negativos de conversación interior:

  • Productora de ansiedad: «no estás preparado para elexamen».
  • Derrotista: «siempre se ha caído al bajar esquiando y también se caerá esta vez».
  • Distractora: «necesito terminar este capítulo, pero uf, que bien lo pasé bailando con esa chica esta noche».

Todos estos comentarios estorban el aprendizaje de un modo sutil pero devastador.

El control de los Distractores internos depende del equilibrio o armonización de ambos estados. ¿Cómo hacerlo?

Bien. supongamos que está usted leyendo y su concentración es interrumpida por fuertes sentimientos de ansiedad que le produce la idea de que va a conseguir una baja nota. Un modo de lograrel equilibrio es que sea consciente de esos sentimientos y los elimine, posponga o neutralice de algún modo.

Prueba esto:
« El examen de Matemáticas ha terminado. Sé que lo hice mal, pero no voy a cambiar ese hecho con mi preocupación. Ahora es importante que haga bien mi examen de inglés mañana. Por tanto quiero librarme de todos los sentimientos de perturbación, ansiedad y disgusto, Quiero que toda mi mente esté relajada pero al mismo tiempo sea consciente y capaz de concentrarse plenamente en estos textos..

Cada caso es particular y tus pensamientos serán distintos de los de cualquier otra persona, así que si quieres mejorar en este aspecto, intenta hacer esto: emplea unos días en oír realmente los mensajes que te estás enviando a sí mismo. Si tus mensajes son en gran parte negativos, haz una lista de ellos y trata de sustituirlos por frases neutrales o positivas. Lo que te dices a ti mismo como estudiante afecta al modo en que aprende. Si tu conversación interna es demasiado crítica, tratar de aprender no será un placer. Las frases negativas interfieren en las tareas de aprendizaje.
Por tanto, es importante controlarlas sustituyéndolas por una conversación interior más positiva.

Fuente: Fenker, R (1981). Cómo estudiar.

6 comments

  1. Hola Suki, leyendo tu post…no pude evitar traer a mi mente la imagen del diablillo apostado en un hombro mientras el angelito se acomoda en el otro. Creo que la voz interior de la que hablas no es más que nuestra conciencia que nos avisa de algo en forma de preocupación, así que es importante saber cuáles mensajes filtrar y cuáles no.
    Slds
    SM

  2. Hola Senior Manager. Desde lo que sé de Psicología, esa voz interior ha tenido muchos nombres. Uno de lo más comunes es, como bien dices, el de conciencia. Lo que ocurre es que la conciencia suele ir asociada (por cultura seguramente) a valores sobre todo.

    Pero sea como sea que se llame, el caso es que todos tenemos un diálogo interno que debemos aprender a controlar en cierta medida, es decir, como bien comentas, a filtrar esos mensajes para saber a cuáles hay que hacer caso y a cuáles no.

    Gracias por comentar.
    Un saludo 🙂

  3. Pues sí Suki, ahí está la clave, en saber filtrar esos mensajes, para poder mantener la atención en cualquier cosa que se está haciendo. Es muy difícil a veces, eh?

  4. Hola Suki. Efectivamente si podemos emplear nuestro cerebro al 100% sería un lujo pero parece que nuestra «voz interior» no calla núnca. Siempre tenemos ese ruido de fondo. Muy saludable segir técnicas de relajación para controlarlo. Prueba durante unos instantes a no pensar en nada. Luego enfoca lo que realmente quieres hacer y… Ya estamos otra vez pensando en el partido del Atleti.

    Un saludo,

  5. Conchín, Epampliega, estoy de acuerdo con vosotros.

    Es una labor difícil sin duda, pero poco a poco podemos ir entrenando nuestra mente para ello (no digo que podamos controlar el 100% de nuestros pensamientos, pero sí quizás pasar de no tener ningún control a controlar una buena parte y ser consciente de ellos), y así luego… ¿cuándo es el partido? jejeje 😉

    Un saludo y gracias por comentar

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.