Catálogo de perfiles profesionales: qué son

perfiles profesionalesCada viernes lo dedicamos a aprender sobre conceptos y términos del mundo laboral. Hoy vamos a hablar de los perfiles profesionales.

La profesiología tiene como objeto de estudio la profesión, así como el sujeto que la ejerce. Las profesiones se estudian como un conjunto de puestos afines, mientras que sobre el sujeto se estudian sus aptitudes fisiológicas, psíquicas y éticas, así como sus intereses. Dentro de la profesiología, la progresiografía se centra en el estudio monográfico de las ocupaciones, profesiones o grupos de profesiones determinadas.

La profesiografía (perfil profesional) se puede definir como la representación gráfica de las competencias-variables requeridas de un trabajador real o potencial por un puesto de trabajo para que pueda ser desempeñado satisfactoriamente con un nivel medio de rendimiento.

Barbier prefiere la denominación de perfil profesional, definido como el subconjunto de capacidades específicamente producidas en el ámbito de las experiencias profesionales o de las trayectorias profesionales.

Si quieres aprender más sobre este término y lo que conlleva para el mundo laboral haz click en Continúa Leyendo o More >> 🙂

La elaboración de perfiles profesionales requiere análisis exhaustivos y sistemáticos que describan y descompongan las funciones, tareas, operaciones, condiciones de trabajo, etc, que conforman un puesto de trabajo. Debe incluir todas las variables que, debidamente operacionalizadas, sean relevantes para el puesto de trabajo al que corresponden.

Los factores de especificación de carácter general, es decir, válidos para cualquier tipo de tareas y de puestos de trabajo serían: esfuerzo físico y mental; requisitos físicos; requisitos de aptitud: conocimientos y capacidades; nivel intelectual: autonomía operativa; condiciones ambientales y riesgos; y comportamientos.

Las profesiografías se utilizan en la selección de personas idóneas para un puesto, así como para la orientación profesional y la elección de itinerarios formativos. Sus principales usuarios suelen ser profesionales que trabajan en selección, formación, promoción, planificación de carreras, rotación interna y extema, valoración de puestos de trabajo, etc. Cuando se optimiza el esfuerzo de cara a una mayor eficiencia y eficacia personal y organizacional, es imprescindible proceder a las consultas necesarias con todos los directamente implicados.

En España, el INEM elabora profesiogramas estudiando la identificación del puesto de trabajo, el estudio de las condiciones ambientales de su desempeño, y los rasgos psicológicos, sociológicos y físicos.
Podéis ver el Catálogo de Perfiles Profesionales aquí.

10 comments

  1. Ahora se ofertan bastantes cursos para desempleados sobre la elaboración de perfiles profesionales y sobre selección de personal.

  2. Sí, es algo que está bastante en auge actualmente y a tener en cuenta en el mundo laboral.

    Gracias por el dato, Aloe 🙂

  3. Algo que afecta y que seguirá afectando a este tipo de análisis de elaboración de perfiles profesionales, es la total despersonalización con que se llevan a cabo. No existen ni pueden existir dos perfiles iguales pues no existen dos personas iguales. Entiendo que hagan falta parámetros que nos clasifiquen de acuerdo a nuestra formación, habilidades y experiencia, pero no entiendo que la personalidad quede de lado cuando en la práctica es el factor que más cuenta para desarrollar cualquier actividad.
    Slds
    SM

  4. Como en todo, Senior Manager, tiene su parte positiva y su parte negativa.

    La negativa es principalmente la que apuntas, tanto esto como el ADP (análisis del puesto de trabajo) llevan a la despersonalización, a buscar personas que cumplan un determinado perfil como si de robots se trataran y el resto no importara. No obstante, en los últimos análisis de perfiles se incluyen también componentes psicológicos y personales que se supone que deben tener las personas para un puesto de trabajo.

    ¿Las ventajas? Según mi parecer: el que debería estar orientado a una mejor formación: es decir, desde la formación se debería tener muy en cuenta los perfiles profesionales que se exigirán en el mundo laboral, para así formar en esas aptitudes y competencias y facilitar la inserción en el mundo laboral (ese complicado desfase entre formación y experiencia)
    Por otra parte, y como punto a favor, creo que una persona también está un poco más orientada acerca de lo que se peude pedir en un puesto de trabajo y el perfil que sería el más deseable; así, podría mejorar su formación en torno a esos parámetros.

    Pero ésta no deja de ser mi más humilde opinión. El tiempo nos dirá si esto queda como proyecto o realmente echa raíces.

    Gracias por tu comentario, un saludo 🙂

  5. Es verdad que despersonalizan, pero creo que evitan la ocupación de vacantes que son dadas con simples valoraciones subjetivas, como «me cae bien», «parece trabajador», «tengo recomendaciones de una amistad»…

  6. Eso es, Conchín, gracias por tu aporte 🙂

    Un saludo

  7. Sólo para decir que… Debido a todo lo expuesto de parte y parte, es que la entrevista de trabajo sigue siendo definitiva para la elección del candidato, pues hablando con la otra persona es que podemos dilucidar su verdadera personalidad.

  8. En eso sí que estoy totalmente de acuerdo. El perfil profesional y demás datos aportados nos servirían para un primer proceso; pero, a la hora de esa decisión definitiva es fundamental una entrevista cara a a cara.

    Gracias por comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.