Se buscan traductores (e intérpretes) del chino

Hablamos sobre la carencia de traductores e intérpretes de chino al español, y es que la constante evolución del gran mercado asiático y la, poco a poco, importación a España de muchas empresas chinas, así como la cada vez más cualificada exportación de productos españoles al gigante chino necesitan de un entendimiento cada vez mayor, lo que implica una mayor necesidad de estos profesionales traductores e intérpretes de chino.

No es necesario comentar la “silenciosa invasión” de los productos con origen en China para darnos cuenta que es un mercado por explotar, ya sea a nivel comercial, para exportar productos, ya sea para importar bienes. Con la cada vez mayor implantación de empresas que se establecen en el tejido comercial de España y las constantes emisiones de viajes comerciales que tienen como destino el gigante asiático, las traducciones de chino al español o viceversa cobran una especial relevancia, y es que llegar a buen puerto una determinada operación requiere de elegir con especial cuidado las palabras a emplear, aun mas en este tipo de mercados, con tanta tradición en la negociación.

Es por ello que surgen dos nuevas figuras que entran al mercado profesional, en plena explosión: el traductor de chino y el interprete de chino, ya no solo hacia el español, que sería la opción más lógica, sino hacia otros idiomas como el catalán, gallego o vasco, lenguas cada vez más solicitadas por los profesionales de estas regiones que se desenvuelven, en el idioma de su tierra, mejor que en cualquier otro.

¿Que a qué viene esto? Pues el otro día estuve hablando con un traductor de inglés que trabaja para la agencia de traductores Dixit que me estuvo contando las dificultades que tenían en la agencia para encontrar buenos traductores e intérpretes de chino al español y que casi no existían interpretes y traductores de chino a las otras lenguas españolas o que, si existían, su dominio del español era muy deficiente. Me comentaba que en su empresa había tres profesionales muy buenos, pero que, debido al gran volumen que manejaban, les costaba bastante encontrar traductores de chino autónomos que complementaran a los que ya estaban en plantilla. Me contó que en Dixit estaban buscando nuevos profesionales para completar su cartera. Lo mejor del caso es que no te tienes que trasladar a Madrid, que es donde están ellos, sino que, gracias a la figura del traductor autónomo (la gran mayoría) se puede trabajar perfectamente desde cualquier punto del mundo.

Tal vez sea (y esto es una opinión) una de las profesiones con menos paro. Podrías planteártelo, ¿no crees?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.